Champú para la barba

Las barbas están decididamente de moda, sí, pero sufren al sol, con el sudor en el gimnasio, en el trabajo y… necesitan cuidados. Si tienes la suerte de tener barba poblada es necesario hacer el esfuerzo de mantenerla limpia y cuidada y, como el pelo de la barba es más grueso que el pelo normal, el champú normal simplemente no sirve.

Los fundamentos para utilizar un champú especial para barbas son bastante claros: una vez que decidas dejarte crecer la barba y dejar de afeitarte, la piel de la cara y el cuello va a producir más células de piel muerta. Estas células muertas (la caspa que ya conoces del pelo de la cabeza) queda atrapadas en la barba y en los folículos pilosos.

Los mejores champús para barbas

Cuando usas un champú para la barba que contiene ingredientes totalmente naturales, el champú elimina las células muertas de la piel y rellena el área con aceites que se eliminan con jabones.

Estos champús contienen acondicionador, que te ayudará proteger la piel que está debajo (en tu cara y cuello) y a reducir el picor que siente cuando la barba comienza a crecer. Además, el champú para barba también eliminará las partículas de comida y cualquier olor atrapado en su interior.

Afortunadamente, cada vez hay más champús específicos para barba; unas lociones que limpian, refrescan y protegen el vello facial.

Proraso – Champú para la barba

Proraso – Champú para la barba

El champú limpiador de barba Proraso limpia y desinfecta la barba de una manera profunda y minuciosa, siendo una de las mejores alternativas del mercado para aquellos hombres que quieren cuidar el pelo de su barba.

Las esencias y extractos naturales de lima lo convierten en un cicatrizante natural que, además, evita la irritación de la piel y no causa daño en lesiones cutáneas superficiales que ya estuvieran presentes.

Lo más recomendable es utilizar el champú Proraso con agua tibia pues, mezclar la formulación de Proraso con agua facilita que el champú pueda generar más espuma, penetrar mejor entre las barbas más tupidas, y dejar fragancia extraordinaria.

Bulldog – Champú y acondicionador para la barba

Bulldog – Champú y acondicionador para la barba

El champú para barba y acondicionador de Bulldog es un producto ‘2 en 1’ que limpia, suaviza y desenreda el pelo de la barba al tiempo que hidrata la piel de la cara.

Este champú Bulldog para barbas está calificado como cruelty free, por lo que es ideal para personas que siguen un estilo de vida vegano o vegetariano. Su formulación original a base de aceites esenciales de camelia y té verde y su alto contenido en aloe vera, son condiciones más que necesarias para poder limpiar la barba y dejarla suave, fresca y nutrida.

Además, los productos de Bulldog para la barba no contienen parabenos, SLS, pigmentaciones artificiales o fragancias sintéticas.

Golden Beards – Champú y acondicionador para la barba

Golden Beards – Champú y acondicionador para la barba

El champú para barba y acondicionador de Golden Beards es un champú de origen orgánico hecho a mano que limpia y suaviza la barba al tiempo que le aporta todas las propiedades de la lavanda.

El método de aplicación conlleva aplicar una pequeña cantidad de champú para la barba Golden Beards en la barba y masajear el pelo para que el producto penetre en la barba. Una vez aplicado, es necesario dejar actuar el champú -y acondicionador- sobre el vello facial entre dos y tres minutos y, después, aclararlo con agua templada. 

Los productos de Golden Beards están hechos a mano y compuestos por de ingredientes orgánicos, por lo que son vegan friendly y pueden ser tenidos en cuenta como champús veganos para el cuidado del vello facial.

Dr K Beard Soap – Champú para la barba

Dr K Beard Soap – Champú para la barba

El champú Dr. K Beard Soap para barbas no contiene sulfatos (SLS y SLES) ni siliconas, lo que hacen que este champú para la barba esté entre los mejores productos para el cuidado capilar al ser un limpiador facial perfecto completamente natural.

Al ser un producto de cuidado personal totalmente natural, el champú Dr. K Beard Soap es un producto que suaviza tu barba, actúa como acondicionador y se encuentra entre las mejores opciones si tienes una barba larga.

Este champú cuenta con una fórmula semidensa casi similar a la espuma de afeitado, por lo que es perfecta para todo tipo de pieles, especialmente para las más sensibles.

By My Beard – Champú para barba y bigote

By My Beard – Champú para barba y bigote

El champú para barba y bigote de By My Beard es la alternativa más económica para mantener el pelo de la barba limpio, suave y manejable evitando la irritación que, sobre la piel, pueden causar las barbas más cuidadas.

Su formulación con extractos de árbol del té tienen propiedades calmantes para la piel y antibacterianas, lo que ayuda a tener una barba suave y acondicionada. Además, este producto no ha sido testado sobre animales, lo que lo convierte en un champú para la barba, apto para veganos.

¿Por qué usar un champú especial para barbas?

Para mantener la barba en buen estado, nunca hay que utilizar en ella el mismo champú con el que nos lavamos el pelo de la cabeza o, peor aún, el gel de ducha corporal. ¿Por qué? Simplemente porque el pelo de la barba no es igual que el pelo de la cabeza o del pecho y, en consecuencia, hay que tratarlo de una forma especial.

Además, lo que se encuentra debajo del pelo se llama cuero cabelludo, mientras que debajo del pelo de la cara es la epidermis, que es mucho más sensible que el cuero cabelludo. Por eso los champús para el cabello y la barba no tienen la misma composición.

El uso de un champú normal (de pelo de la cabeza) en la barba es muy agresivo tanto para el cabello como para la piel. Hará que tu barba se seque, se vuelva áspera, opaca y que tu piel también esté muy seca y dañada, provocando que pique y esté tirante. El uso de un champú para barba permite limpiar, reparar, hidratar y nutrir profundamente el cabello.

Las barbas son un nido de gérmenes y suciedad (comida, polvo…), por lo que es muy importante lavarlas -al menos- dos veces a la semana, para que luzcan un aspecto limpio, sano y suave.

¿Cuál es la diferencia entre el champú para la barba y el champú para el cabello?

Por la misma razón que no te lavas el pelo cada vez que te duchas, es importante no utilizar los champús para el pelo de la cabeza cuando estamos lavando el vello facial. El pelo de la cara es muy sensible y, en este caso, el cuero cabelludo es tu cara. Utilizar productos convencionales en esta zona pueden eliminar los aceites naturales que protegen la barba y la piel que se oculta tras ella, dejándola seca y quebradiza.

Razones para no utilizar un champú normal (con sulfatos y siliconas) en la barba

Los champús convencionales contienen sulfatos y siliconas, unos componentes muy agresivos tanto con el cuero cabelludo como con el pelo en sí. Los sulfatos son detergentes que eliminan las protecciones naturales del cuero cabelludo y que podrían dejar la piel de tu cara excesivamente seca. Las siliconas, por contra, se adhieren al pelo con el objetivo de aportarle brillo, cuando en realidad lo debilitan por asfixia.

El champú para barba no contiene químicos fuertes y no elimina los aceites esenciales propios de la barba; cualquier buen fabricante de este tipo de productos sabe que estos aceites naturales son vitales para tener una barba saludable y no castigar tanto el vello facial como la propia piel de la cara.

¿El champú para barba eliminará la caspa de la barba?

La caspa son pequeños trocitos de piel muerta que se enredan en el pelo en su camino lejos de nuestra piel. Un buen champú para la barba puede ayudar a combatir el problema, facilitando -por ejemplo- la hidratación de la piel y evitando que se seque y vuelva quebradiza.

¿Con qué frecuencia debo lavar mi barba con champú?

Mantener la barba limpia es importante, pero es crucial asegurarse de que estás usando el producto adecuado para hacerlo. Si buscas un buen lavado con dos veces a la semana debería ser suficiente; así, garantizarás la higiene del vello facial y, además, evitarás que el pelo sufra en exceso.

Aun así, cada barba es un mundo, por lo que puede variar de una barba a otra. Para una barba más grasienta, considera lavarla con un champú para barbas hasta cinco veces por semana; por contra, para barbas más secas, con dos sería suficiente.

También hay que tener en cuenta la profesión que se tiene y el papel que puede jugar la barba en él: si tienes un trabajo más físico y al aire libre, la barba acumulará suciedad y requerirá un mantenimiento constante; por contra, aquellos que se sientan en un escritorio todo el día en una oficina pueden ocuparse de su barba una o dos veces a la semana.

¿Cómo usar un champú específico para barbas?

El lavado de la barba con un champú específico para este tipo de pelo consta de varios pasos. Es un proceso sencillo, pero es necesario -e importante- contar con todo el material para poder lucir una barba perfecta.

En primer lugar, prepárese bien la barba y utilice un cepillo o peine para barbas; cepíllela o péinela para eliminar y evitar nudos al lavar con el champú (puedes realizar este proceso tanto en la ducha como en el lavabo).

Para empezar, humedece tu barba con agua tibia (no utilices agua muy caliente, tampoco para lavarte el pelo de la cabeza) durante un buen rato. No escatimes tiempo en remojarla bien. El agua tibia abre las cutículas de tu cabello, de esta manera, el champú penetrará más rápidamente y nutrirá el cabello a conciencia.

A continuación, aplica una buena cantidad de champú para barbas en tus manos y frótalo contra tu barba. También, insiste en llegar a la piel con la punta de los dedos para quitar la piel muerta y liberar los poros, tanto de la cara como del cuello.

Aclara la barba con agua tibia y, luego, nutre el cabello con aceite o bálsamo para la barbas.

Como regla general, repite este proceso dos veces por semana. Si tus necesidades requieren un cuidado más intensivo, ¡gradúalo hasta conseguir el proceso perfecto! Recuerda que si se utiliza el champú para barba adecuado, se pueden nutrir los folículos del cabello y la piel al mismo tiempo.

Si tienes una barba corta, es aconsejable limpiarla al menos una o dos veces por semana para mantenerla limpia y saludable. Si tu barba es más larga, necesariamente se ensuciará más rápido, por lo que deberás lavarla, como mínimo, tres veces a la semana. Pasar mucho tiempo sin higienizar el pelo de la barba no es recomendable, pero no te pases: lavarla todos los días puede dañar el cabello y volverlo débil.

La ventaja del champú para la barba es su poder hidratante y nutritivo especialmente adaptado a las particularidades que presenta el pelo en la cara, una mayor densidad y un cabello más grueso que el de otras zonas del cuerpo.

Factores a considerar cuando se compra champú para la barba

Antes de lanzarnos a comprar el primer champú para barbas que veamos en el mercado o en una review en internet, debemos considerar varios aspectos como la composición (¿qué ingredientes lleva?), el modo de aplicación, el olor… y qué otros beneficios puede tener la formulación que escojamos.

El pelo de la barba es una zona muy visible, por lo que el cuidado debe ser extremadamente minucioso. La barba dice más de nosotros de lo que pensamos.

Así, en primer lugar, el factor más importante son los ingredientes. La composición del champú es el conjunto de elementos que aplicaremos sobre nuestro pelo y nuestra piel, por lo que debemos intentar aplicar los mejores ingredientes para su limpieza, protección, tratamiento y cuidado.

Es importante asegurarnos de que los ingredientes son de la mejor calidad y, a poder ser, naturales y orgánicos. Cuantos menos productos sintéticos apliquemos en nuestro cuerpo, más sano estará.

Otros aspectos a tener en cuenta son el modo de aplicación (¿puedo dármelo en la ducha?, por ejemplo) así como la duración del efecto y el tamaño del envase del producto. Los champús para la barba son un elemento imprescindible en el neceser de cualquier hombre, por lo que habremos de comprar el formato más idóneo en relación calidad-precio. Además, es necesario conocer si se puede comprar en formato viaje (¿podrá pasar el control de los aeropuertos?) y si pierde propiedades al cambiarlo de envase.

Cuando compramos un champú para la barba, quizá estemos comprando algo más que un shampoo. Quizá podamos interesarnos por otras funciones complementarias del champú como, por ejemplo, si cuenta con acondicionadores (dos en uno) incorporados, su suavidad, el efecto que tiene sobre los enredos y el peinado de la barba… y, por último, la fragancia.

El olor de una barba es la guinda de todo el pastel. Aunque las reviews no permiten apreciar este factor fundamental, la composición del champú puede orientar sobre la esencia que puede aportar.

Este factor es muy personal, mientras que a algunas personas les gustará un aroma mentolado otros preferirán los afrutados o neutros para que éste no interfiera con el perfume que aportan otros productos cosméticos masculinos.

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba