Champú para el pelo rizado

El pelo rizado es por naturaleza seco… muy seco. Si no se lleva a cabo un tratamiento específico para el pelo rizado, los rizos pueden tener un aspecto encrespado, quebradizo e, incluso, enmarañado. Sin duda, el pelo rizado es uno de los más atractivos y seductores, pero exige un duro cuidado basado en una constante hidratación y reparación del cabello; en ese objetivo, un champú para el pelo rizado puede ser la piedra angular de tu nueva rutina de cuidado capilar.

Y es que, el pelo rizado es un mundo. Desde rizos impenetrables, a rizos rebeldes pasando por suaves bucles. No existe un pelo rizado único y, en consecuencia, tampoco existe un champú único que pueda ser de utilidad para todas las que tenemos el pelo rizado y queremos dejar de sufrir cada vez que nos lo peinamos y el peine se nos enreda.

¿Qué champú debo usar para lavar el cabello rizado?

El cuidado del cabello rizado es muy importante porque el cabello rizado es generalmente muy seco, por lo que requiere mucha hidratación. Un cabello rizado que no se mantiene cuidado se daña rápidamente e incluso puede volverse quebradizo y frágil, lo que propicia que se rompa y se caiga, dando menor sensación de volumen.

Cuando se habla de pelo rizado, no hay que olvidar que el cuidado será diferente si el rizo es natural o si es artificial, resultado de una permanente o del uso de una plancha rizadora, aunque -en estos casos- este tipo de cabellos no tienen por qué compartir las características de sequedad extrema del cabello rizado natural.

Para saber qué es lo mejor para tu cabello, debes saber cómo definir el grado de rizo, ya que hay varios tipos de cabello rizado -rizos sueltos, ondulado, sacacorchos, rizos apretados o en zig zag (casi afro)-, y no te olvides de tener en cuenta si tu rizo es natural o no.

¿Qué cuidado para un pelo ligeramente rizado a rizado natural?

Si tu cabello es flexible, ondulado o ligeramente rizado

Utiliza un champú específico para cabello rizado dos veces a la semana y sécalo con una toalla. Este tratamiento energizará los rizos y establecerá las ondas mientras limita el volumen.

Si tu cabello es rizado

Emplea un champú para cabello rizado y productos para el cuidado del cabello rizado que hidraten el pelo, pues será necesario para fortalecer el rizo natural.

Si tu cabello es rizado y flexible

Este tipo de pelo tiende a ganar mucho volumen. Aplica en ellos un champú y un tratamiento de alisado una vez a la semana que haga los rizos más pesados pero que no llegue a destruirlos. Si quieres definir tus rizos -para evitar que se vuelvan espumosos- usa cremas específicas.

En ambos casos, recuerda utilizar -también- un suero hidratante después del champú para nutrir el cabello rizado. En cuanto al secado, es mejor dejar secar el cabello rizado al natural o, en caso de necesitar una fuente adicional de calor, utilizar un difusor.

¿Qué cuidado para el pelo rizado natural?

El pelo muy rizado es uno de los más difíciles de mantener. En estos casos, antes de utilizar un champú para el cabello rizado, es necesario utilizar productos hechos a base de manteca de karité, aceite de oliva o aceite de argán que hidraten el cabello antes de proceder a su lavado con un shampoo específico.

Cuanto más se hidrate el cabello, mejor se formarán los rizos. Una vez hidratado, a la hora de escoger un champú para el pelo rizado, elija uno que nutra, repare y proteja las puntas.

¿Qué cuidado para el cabello rizado artificialmente?

Las permanentes dañan el cabello, ya sea las que se realizan en una peluquería, salón de belleza o las que se hacen en casa. La diferencia fundamental a la hora de tratar estos cabellos rizados artificalmente está en el número de permanentes que han sufrido las fibras capilares.

Si te has hecho una sola permanente con un producto suave en la peluquería, no hay problema: tu cabello no está dañado; y, por lo tanto, puedes utilizar un champú y productos de cuidado adaptados a los cabellos rizados.

Si tu cabello se ha hecho muchas permanentes, entonces tu cabello probablemente esté dañado (cuanto más permanentes te has hecho, más dañado estará). En estos casos, se recomienda utilizar productos nutritivos y mascarillas reparadoras después de un champú especial para cabellos rizados con permanente.

Tenga en cuenta que si su cabello se ha hecho la permanente y luego se ha teñido, debe alternar los champús para el cabello rizado con permanente con los champús para el pelo teñido.

La hidratación es la clave para cuidar el cabello rizado

Tener unos rizos cuidados exige constancia en la hidratación de tu cabello. Cuando tu pelo es rizado, el sebo -la grasa natural que produce el cuero cabelludo y que protege las fibras capilares- tiene complicado poder distribuirse por todo el cabello, por lo que le es casi imposible alcanzar las puntas. Es por ello que esta parte de la fibra capilar es especialmente sensible en los pelos rizados, lo que exige aplicar hidratación ‘extra’ mediante champús hidratantes para el cabello rizado seco.

Además de un champú para pelo rizado y una mascarilla hidratante, es importante evitar el uso de productos capilares a base de alcohol y secantes, como las espumas.

¿Cómo debe ser el champú para el pelo rizado?

Los champús para pelo rizado son, fundamentalmente, shampoos hidratantes pues, el cabello rizado carece, por naturaleza, humedad. No obstante, no hay que confundir hidratación con nutrición: el cabello que carece de hidratación es el que no tiene agua, no tiene humedad y parece seco, pero éso no quiere decir que no esté nutrido.

Los cabellos que necesitan cuidados nutritivos son los que han sido dañados por productos químicos artificiales, tintes y coloraciones sintéticas, permanentes o padecen agresiones externas como la contaminación en las grandes ciudades.

Antes de elegir un champú para el pelo rizado, deben conocer qué tipo de rizo tienes: determina tu grado de rizo (entre ligeramente rizado y rizado, para encontrar un champú que hidrate y nutra adecuadamente tu cabello) y qué resultado quieres lograr (todos los champús para cabello rizado hidratan y nutren, pero sus funciones son diferentes).

Aún así, los champús para el cabello rizado contienen aceites ultra-nutritivos e hidratantes, lo que supone un plus a la hora de poder tratar este tipo de pelos secos.

¿Cuántas veces a la semana debo lavarme el pelo rizado con champú?

Si no quieres secarte el pelo aún más y romper los rizos, el lavado del pelo rizado debe limitarse a una o dos veces por semana. Por lo general, el agua -ante lo que se pueda pensar- tiene un poderoso efecto secante tanto de la piel como del cabello. Es por ello que, aunque utilicemos un champú especial para el pelo rizado (que busque la hidratación de la fibra capilar) que pueda ‘aislar’ al cabello de esta sequedad, lo más recomendable es que no abusemos del agua.

A la hora de secar el cabello, es fundamental escurrirlo con cuidado y no frotarlo con una toalla. El pelo rizado es más quebradizo que los demás y someterlo a la fricción de la toalla podría hacer que muchos pelos se desprendieran el folículo piloso, enmarañando la toalla de cabellos sueltos.

Utilizar un secador es, por contra, otro de los hábitos que es mejor evitar. Aplicar una fuente de calor directa -como los secadores o las planchas- sobre el cabello, lo reseca en muy poco tiempo, debilitando las fibras capilares. En estos casos, lo mejor es retirar el exceso de agua con una toalla (palpando el cabello con ella para eliminar la humedad, pero sin frotar) y utilizar, posteriormente, un difusor a baja temperatura, de forma que el aire se reparta de manera uniforme entre los cabellos, eliminando el agua y la humedad restante, pero sin afectar al cabello.

También, si lo prefieres, puedes secar tu cabello rizado de forma natural. Ésta es, sin duda, la mejor opción, pero no todas tenemos la oportunidad de tener tiempo para secar nuestros rizos al aire. Si tienes una melena muy densa -o el cabello muy grueso- y quieres secar tus rizos de forma natural, es preferible que, antes, retires el exceso de agua con una toalla, que evite que tu pelo acumule peso y éste pueda impedir que el pelo adopte su bucle natural.

Cuidado del pelo rizado con de forma natural

La naturaleza tiene muchos recursos para cuidar el pelo rizado. En la actualidad, existe una amplia gama de champús hidratantes para el cabello rizado que incluyen una amplia gama de ingredientes orgánicos que puedes aplicar a tu cabello para cuidarlo de manera completamente natural:

Al lavarte el cabello, utiliza una silicona de base vegetal y evita los champús con siliconas artificiales que hacen que tu pelo ‘pese más’ y tenga más difícil definir el rizo.

Si quieres hidratar tus rizos, puedes aplicar el suero de gel de aloe vera en el cabello cuando aún está húmedo. La grasa vegetal como la manteca de karité o de mango, también serán muy nutritivas y efectivas.

Hay que tener cuidado de no humedecer en exceso y de no sobrecargar los rizos, ya que podrían desaparecer y dejar el pelo apagado y grasiento. El aceite vegetal también puede usarse una vez a la semana.

El aceite de coco es conocido por sus virtudes sobre el cabello. Sin embargo, el aceite vegetal de ricino o de yangu puede utilizarse como alternativa. También puede añadir algunas gotas de aceite esencial a su aceite vegetal como el geranio egipcio o el sándalo Alba, o el Ylang-Ylang.

Los mejores champús para el pelo rizado, sin sulfatos

Es importante tener en cuenta la composición de un champú a la hora de elegir nuestro tratamiento para el cabello rizado. Este champú debe ser un champú sin sulfatos, especial para pelo rizado.

Los sulfatos son detergentes que se añaden a la composición de los shampoos y que, por su acción limpiadora (actúan como un limpiador de suelo) ‘barren’ todo lo que encuentran a su paso en su discurrir a través del cuero cabelludo. Higenizan en exceso, desprotegiendo del sebo natural tanto a las fibras capilares que componen el cabello como al propio cuero cabelludo, haciendo que éstos se sequen.

Debido a su fuerte detergencia, todos ellos tienen la desventaja de alterar los enlaces específicos del cabello rizado, lo que lo hace gradualmente más seco y más espumoso. La sequedad es el peor enemigo del pelo rizado, que es ya -de normal- más seco que otros tipos de cabello.

Existen otros componentes, como las siliconas, que aportan una falsa sensación de brillo y sedosidad. Las siliconas artificiales presentes en los champús se adhieren -como si de aceite se tratara- al cabello, recubriendo los huecos que éste tenga. Este efecto, que de primeras pudiera parecer bueno, es -en si mismo- un error natural, pues, al colocarse encima del pelo, lo afixia, debilitándolo.

Lo más recomendable para aquellas mujeres -y hombres- que tienen el pelo rizado, es utilizar un champú natural para cabellos con rizos. Estos shampoos, además de ser más seguros y tener menos contraindicaciones, suelen tener un aporte nutritivo e hidratante mayor que el de los champús sintéticos, por lo que ofrecen un resultado más satisfactorio a largo plazo. No obstante, como en otros productos cosméticos, es importante leer su composición para evitar reacciones alérgicas a compuestos orgánicos.

Método co wash para el pelo rizado

Una tendencia para el cuidado de los rizos es la utilización del método ‘co wash’ a la hora de lavarlo. En lugar de utilizar un champú especial para pelo rizado, este método propone lavarse el pelo con un acondicionador sin silicona y, por lo tanto, sin ninguno de los surfactantes habitualmente utilizados en la industria de los shampoos (ya sean naturales, orgánicos, sintéticos… da igual. Lavarse el pelo con acondicionador y sin champú).

Este método ‘no poo’ (‘sin champú’, ‘sin caca’) pretende mantener el cabello limpio e hidratado, disminuir el número de veces que nos lavamos el pelo y eliminar el uso de componentes artificiales en el proceso de lavado del pelo rizado empleando -como sistema alternativo- agua en combinación con otras sustancias naturales, como pueden ser el bicarbonato o el vinagre.

Cremas para lavar el pelo rizado

Además de champús y acondicionadores, existen cremas para el lavado del cabello rizado (son, de hecho, el producto más cercano al acondicionador). Estas cremas para pelo rizado, aportan una limpieza muy suave de este tipo de cabellos que, por naturaleza, son más secos que los demás.

Las fórmulas de estas cremas para pelo rizado contienen más ingredientes nutritivos, hidratantes y de recubrimiento y menos ingredientes surfactantes (detergentes) que otras gamas.

En definitiva, los cabellos ultrasecos, encrespados, rizados, rizados con permanente… tienen problemas que no pueden tratarse con los champús clásicos. Las rutinas de cuidado capilar requieren tiempo y de una determinación que poca gente tiene. Los resultados al utilizar un champú hidratante para pelo rizado llegan, pero la eficacia es a largo plazo.

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba